lunes, 21 de julio de 2014

EL PASTOR NOS DA SU ESPÍRITU



A LA ESCUCHA DEL ESPÍRITU


VIVIMOS CON UNA GRAN RESPONSABILIDAD, LA DE VIVIR PLENAMENTE, EN ABUNDANCIA, LA VIDA QUE DIOS NOS HA REGALADO EN JESUCRISTO.

PARA AYUDARNOS A SER HOMBRES Y MUJERES PLENOS, JESUCRISTO NOS ENVIÓ SU ESPÍRITU QUE PENETRA HASTA LO MÁS PROFUNDO DE NUESTRO SER; ÉL NOS ENSEÑA A DECIRLE A DIOS: "PAPITO", PADRE AMOROSO Y PODEMOS LLAMARLE PADRE, PORQUE SOMOS SUS HIJOS E HIJAS.


COMO CRISTIANOS TENEMOS  DESDE EL BAUTISMO UNA ESPIRITUALIDAD RICA Y PROFUNDA, UNA VIDA INTERIOR EN EL ESPÍRITU.
  

ESCUCHEMOS LOS SILBOS INEFABLES DEL ESPÍRITU Y ABRAMOS  NUESTRA CONCIENCIA A ESTE MARAVILLOSO DON, PARA INICIAR UNA VIDA NUEVA EN EL AMOR, PAZ, GOZO,  MISERICORDIA Y COMPASIÓN.
¡ QUE MI SER SE GOCE DE LA INTIMIDAD CON DIOS!


EL ESPÍRITU SUSURRA EN MI INTERIOR, ME HABLA EN LOS ACONTECIMIENTOS DE LA VIDA ACTUAL, EN LOS POBRES, LOS MIGRANTES, LOS CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS, EN MI MUNDO VECINAL Y DOMÉSTICO...




ME AYUDA   A ORAR, A CLAMAR CONTRA LAS INJUSTICIAS, CONTRA LA VIOLENCIA, CONTRA LA ANGUSTIA Y A ACTUAR ESTOS GRITOS CON OBRAS DE SANACIÓN Y RECONCILIACIÓN.



1 comentario:

  1. Gostei muito do blog. Parabéns, Irmãs.
    Amo esta Congregação!

    ResponderEliminar